El trabajo de la Defensoría del Pueblo en enero

03 de febrero de 2020- Durante el mes de enero la Defensoría del Pueblo continuó con la atención normal a través de todas sus vías de contacto. Así, ciudadanos y ciudadanas de distintos puntos de la provincia acudieron durante todo el mes con reclamos que se sumaron a las actuaciones de oficio del organismo de control.

Los temas más relevantes tuvieron que ver con reclamos de defensa del consumidor, tributarias, de salud, salud mental  y de servicios públicos (cortes de luz y deficiencias en el suministro de agua); quejas por multas grabadas con los radares que no tienen habilitación como los de Darwin, Sierra Grande y Chimpay; quejas por cuestiones bancarias, de las cuales el 65% fueron por descuentos de SURA, etc.

Sin dudas, el tema más importante que implicó la avocación de oficio de la Defensoría , fue el aumento en las facturas del impuesto inmobiliario y automotor. En este caso, la defensora al tomar conocimiento de las primeras facturas recibidas por los contribuyentes, se comunicó de manera inmediata con las autoridades competentes. El argumento de Santagati ante los funcionarios fue que, en un contexto de estancamiento e inflación impuesto por la pandemia, las cargas tributarias debían respetar los principios de razonabilidad , gradualidad y no confiscatoriedad.

Si bien, en principio la administración manifestó la voluntad de atender y analizar todas las quejas de manera individual, la defensora planteó la importancia de monitorear el problema y expresó la necesidad de disponer de una medida de alcance general en función del impacto que esto generaba en las economías familiares, especialmente en el caso del automotor, mencionando particularmente los problemas que acarrean quienes han adquirido un auto a través de un plan de autoahorro. Es de destacar que, luego de las conversaciones mantenidas con los funcionarios responsables, a los dos días el gobierno provincial adoptó la decisión de fijar un tope máximo de incremento en el impuesto automotor del 36% ordenando la total refacturación del referido impuesto.

Respecto al impuesto inmobiliario, se realiza el análisis y la corrección de cada caso en particular ya que no se trata de un problema homogéneo, lo cual es revisado en todos los casos por el organismo de control. Es importante decir que a las actuaciones de oficio iniciadas por la Defensoría del Pueblo, se fueron sumando notas de diferentes entidades intermedias así como manifestaciones de descontento social expresada con la recolección de firmas en planillas y a través del sitio change.org.

Las consultas y reclamos fueron recibidas  de distintas ciudades del territorio provincial. Si bien Viedma, Bariloche, Cipolletti y Gral. Roca son las localidades desde donde llegó el mayor número de presentaciones debido a la cantidad de habitantes en cada una de ellas, es de destacar que durante el mes de enero también se recepcionaron reclamos desde El Cuy, Arroyo Ventana, Belisle, Contralmirante Cordero, Valcheta, Sierra Paileman, etc.